Inicio Ayuntamiento Hermanamiento parques naturales
PDF Imprimir E-mail

Desde 1990 Vélez Blanco, junto a los otros tres municipios de la comarca de los Vélez, pertenece al primer y más activo hermanamiento de parques naturales de Europa.

VER GALERÍA DE FOTOS

1. El Parque Natural de Altmühltal


naturpark

Logotipo del parque natural de Altmühltal


El Parque Natural de Altmühltal está situado en el sur de Alemania y en el centro geográfico del Estado Federado de Baviera, a mitad de camino entre Munich y Nuremberg. El parque natural se fundó el 25 de julio de 1969 y con sus 2.908 kilómetros cuadrados es uno de los mayores de Alemania. Su nombre se refiere al río Altmühl el cual cruza el parque desde el noroeste hacia el sureste.


Se puede definir al Parque Natural de Altmühltal como “un viejo paisaje cultural con numerosos biotopos cercanos al estado natural”. Su imagen actual está definido por los biotopos antropogéneos, como áreas ganaderas/paisaje de breza con enebros dispersos, campos de cultivo y los bosques fuertemente transformados por la acción del hombre. La zona está poblada desde el Paleolítico. Hoy día, el área del parque natural linda con los antiguos territorios de los Bávaros, Francones y Suevos. Unas 300.000 personas viven y trabajan en el parque natural.


Los biotopos más importantes del parque natural


Hayedos: Después de la última glaciación, los hayedos se han desarrollado en varias fases intermedias y, bajo las condiciones climáticas actuales, forman hoy el bosque autóctono en el parque natural. La especie arbórea predominante es el haya, otras especies son el arce blanco de monte, el tilo, el roble, el ojaranzo y el cerezo silvestre. El linde del bosque está caracterizado por numerosas especies de arbustos y las plantas en el suelo del bosque se compone mayormente de variedades que florecen antes de que los árboles se cubran de hojas. La fauna de los hayedos es muy variada: corzo, zorro y marta, tejón, liebre, lirón, ardilla y murciélagos. Algunos ejemplos para las numerosas especies de aves: el pájaro carpintero, la paloma, el ratonero, el cárabo común, el autillo y el buho. Mucho más numerosas son las especies de invertebrados.


Bosques de coníferas: Mientras los pinos están habituados a los suelos poco profundos de las solanas, los bosques de abeto rojo se plantaron hace sólo unos 400 años. Los bosques de coníferas y de bosque mixto con alto índice de coníferas suponen dos terceras partes de la masa boscosa, la cual contabiliza un 40 por ciento del parque natural. Desde hace unos 20 años se están plantando más bosques de caducifolios y bosques mixtos con un elevado porcentaje de caducifolios gracias a una silvicultura orientada hacia la ecología. Los propietarios de los bosques son el estado, los municipios y los agricultores.

Praderas xerofíticas: Las praderas xerofíticas y semixerofíticas son biotopos creados por el hombre. Se remontan a la Edad Media por las roturaciones y la ganadería extensiva con ovejas y cabras. Este hábitat sembrado de enebros caracteriza el paisaje del parque natural. El extraordinario número de especies vegetales y animales, especialmente de insectos, son auténticos especialistas en este hábitat y acostumbrados a las extremas condiciones de vida: suelo poco profundo, sol y sequía. Para mantener estos biotopos es imprescindible una actividad ganadera permanente y sostenible.


Rocas y materiales erosionados: Las rocas de calizas y dolomitas y sus materiales erosionados también son biotopos extremos, donde habitan especies ya citadas en el apartado anterior. Son el hábitat también para el buho, el halcón peregrino, el cernícalo y el grajo.


Las canteras y sus escombreras: Las canteras son biotopos creados por el hombre. Una vez abandonadas, se convierten en biotopos de gran valor. Un 50 por ciento de la población de buhos se ha establecido en las antiguas canteras.


El río Altmühl: El río Altmühl es uno de los más lentos de Alemania. Como tiene aguas ricas en nutrientes, se ha desarrollado una abundante vegetación en el agua y las orillas del río. Unos ejemplos para la variada fauna son carpa, lucio, angula, tenca y perca. También el cangrejo habita en el río Altmühl. La amplia oferta nutritiva la aprovechan el castor, reintroducido hace unos 30 años, la rata almizlera y numerosas aves.


Lagos y estanques: En el Jurásico kárstico hay escasez de humedales. Aguas muertas de cierta extensión son biotopos de gran valor en el paisaje, teniendo este hábitat una amplísima gama de especies. En los bosques se encuentran pantanos temporalmente secos, alimentados por lluvias y nevadas. Son biotopos para el tritón crestado, el tritón alpino y las libélulas.


En el Parque Natural de Altmühltal ya no existe una naturaleza no antropizada. En los últimos 500 años, todos los hábitats naturales han sufrido la repercusión de actividades agrícolas y forestales. Algunos biotopos se han creado a causa de la actividad humana, por ejemplo las tierras de labor, los prados, enebrales y yermos (biotopos ruderales).


La legislación aplicable a los parques naturales


En 1995, el Ministerio de Medio Ambiente de Baviera promulgó la orden referente a los parques naturales. Esta orden separa una zona protegida de otra de actividad económica. La zona de protección se define principalmente por las áreas de protección del paisaje. También pretende ampliar las zonas de protección de la naturaleza. Numerosos árboles, rocas, fuentes y pequeñas parcelas de valor botánico están protegidos ya como monumentos naturales. Dentro del parque natural existen cuatro reservas de bosque natural, siendo éstas zonas boscosas donde no se permite ningún aprovechamiento y evolucionan hacia unas sociedades boscosas selváticas.


Ocio y turismo


A partir de 1979 se ha iniciado el desarrollo de una filosofía e infraestructuras turísticas para un “turismo respetuoso” en el Parque Natural de Altmühltal. La máxima para un turismo respetuoso con la naturaleza, la cultura y la sociedad antepone la calidad a la cantidad. Esto comienza con la ampliación de las infraestructuras y alcanza hasta las actividades de promoción turística. Como en muchas otras zonas rurales de Alemania, también en el ámbito del Parque Natural de Altmühltal hubo profundos cambios estructurales. El desarrollo económico se concentra en las aglomeraciones urbanas. Las zonas rurales pierden cada vez más puestos de trabajo debido al cierre de numerosas explotaciones agrícolas. Aunque muchos habitantes de la zona del parque natural se desplazan diariamente al centro industrial de Ingolstadt, también aquí las medidas de ajuste provocan la pérdida de puestos de trabajo. Un crecimiento pausado del turismo podrá suponer nuevos yacimientos de empleo.


En el Parque Natural de Altmühltal no se pretende crear estructuras artificiales para un turismo de masas, sino poner en valor recursos existentes como el paisaje, la naturaleza y la cultura. Los clientes potenciales para el futuro desarrollo turístico serán familias con hijos, personas mayores, turistas en busca de la naturaleza y cultura y aficionados a deportes en la naturaleza.


Se han intensificado la ampliación de las infraestructuras y de medidas para encauzar las visitas para las siguientes actividades:


Senderismo: El Parque Natural de Altmühltal dispone de una amplia red de unos 3.000 km. de senderos señalizados, a través de los cuales uno puede conocer la naturaleza y la cultura. En puntos de gran incidencia turística se han instalado paneles de información y orientación.


Excursiones en bicicleta: Apartados de las carreteras se han construido más de 800 km. de carriles-bici, equipándolos con señalizaciones y paneles de información y orientación, donde se recogen tramos más extensos o puntos de interés natural y cultural. Las excursiones en bicicleta se han convertido en unas de las actividades de ocio más practicada en el parque natural.


Excursiones en piragua: El río Altmühl, como vía fluvial lenta, es apreciado por familias y piragüistas sin experiencia. Para encauzar el turismo se han acondicionado embarcaderos, áreas recreativas, aseos, módulos para recogida selectiva de residuos y paneles informativos. En algunas áreas recreativas está permitida la acampada y en algunos sitios a lo largo del río Altmühl se pueden alquilar piraguas.


Escalada: En el parque natural existen pocos sitios aptos para practicar la escalada, tales como el Burgsteinfelsen, cerca de Dollnstein, o el Dohlenfelsen, cerca de Wellheim. Ofrecen diferentes niveles de dificultad y sólo para estos se realiza una promoción turística. Otras rocas son el hábitat de especies vegetales y animales protegidas que podrían ser amenazadas por los escaladores.


Colección de fósiles: En los sedimentos de Jurásico Blanco del parque natural se han abierto numerosas canteras. Son famosas las canteras donde se obtienen las calizas estratificadas de Solnhofen. Desde hace siglos se utilizan para enlosar suelos y tejar tejados, más tarde también para litografías. La colección de fósiles se ha convertido en un pasatiempo para todo el mundo desde hace unos 30 años. La administración del parque natural ha arrendado canteras para destinarlas a la recolección de fósiles para encauzar la afluencia de visitantes.


Información al público

 

El fomento de un turismo respetuoso con la naturaleza, la cultura y la sociedad forma parte de la filosofía de los parques naturales. Hay que acercar a las personas a la naturaleza, despertar el disfrute de la naturaleza, apoyar la experiencia directa, hacer comprensibles las fascinantes relaciones y interdependencias en la naturaleza.

A través del conocimiento y las experiencias directas se pretende fomentar una actitud razonable y responsable con la naturaleza como hábitat y espacio de vivencias. La instalación de los Centros de Información y Medio Ambiente del Parque Natural de Altmühltal en Eichstätt (1989) y Treuchtlingen (1999) es un fundamento importante para el desarrollo del parque natural. Los destinatarios de los centros de información son los habitantes y los visitantes del parque natural, personas de todas las edades y todos los niveles de formación.


Centro de Información Turística


Una gran parte de la comarca de Eichstätt está situada dentro de los límites del parque natural y, en representación de las demás comarcas y ciudades, asume la organización e información turística. Por consiguiente, el Centro de Información de Eichstätt es la central de información turística para la Comarca de Eichstätt y el Parque Natural de Altmühltal. En el Centro de Información se gestiona el desarrollo y la realización de conceptos turísticos para el parque natural. Por encargo de los miembros se editan trípticos y folletos con la oferta de alojamientos, se coordina la información y la atención para los medios de comunicación y la presencia conjunta en las ferias de turismo nacionales y extranjeras. La oferta turística se desarrolla a partir de seminarios para multiplicadores y reuniones del ente de promoción territorial, sirviendo para la información y formación continuada de los profesionales del sector turístico en el parque natural.


Información sobre cultura y naturaleza


El sistema de información y reservas del centro de información se basa en el probado ejemplo de los parques nacionales americanos. Los fundamentos son tanto exposiciones permanentes y temporales, medios audiovisuales, publicaciones informativas, como un jardín botánico-ecológico y una sala didáctica de información y experiencias para niños y adolescentes. Al aire libre se han instalado rutas didácticas de nuevo diseño. Un extenso programa de experiencias directas con monitores, excursiones guiadas y talleres para multiplicadores en el paisaje natural y cultural.


Centro Medioambiental


La nueva filosofía de los parques naturales alemanes “Convivencia harmónica del ser humano y naturaleza” atribuye a la educación ambiental un papel importante. La promoción de un turismo responsable y cultural y ambientalmente sostenible adquiere una legitimación a partir de las actividades paralelas relacionadas con la información y educación ambiental. La base de la educación ambiental en el parque natural es la infraestructura creada alrededor del Centro de Información y Medio Ambiente con exposiciones, el aula de experiencias y el jardín de biotopos. Otro fundamento son las rutas didácticas.


Desde 1989 se ha desarrollado un amplio programa anual de educación ambiental para los habitantes y los visitantes del parque natural, para todas las edades y grupos sociales: excursiones guiadas para jóvenes y mayores, experiencias directas en la naturaleza para niños y adolescentes, excursiones guiadas y numerosas ofertas personalizadas. Se hace hincapié en la formación continuada de maestros, educadores, profesionales del sector turístico y responsables de la política local. La mesa redonda para la educación ambiental, constituida en 1998, se ha convertido en una red para la educación ambiental para todo el ámbito del parque natural. Los centros de información y medio ambiente en Eichstätt y Treuchtlingen desarrollan conjuntamente el programa anual de educación ambiental y son los puntos de coordinación en la red.


Johann Bauch

Pedagogo ambiental


2. Los municipios alemanes hermanados


2.1 El municipio de Altmannstein


Altmannstein

Escudo del municipio de Altmannstein


El pueblo de Altmannstein, municipio declarado de interés turístico con el privilegio de celebrar ferias y mercados, está situado en el valle del Schambach, afluente al río Altmühl, y tiene en sus 30 pedanías unos 7.000 habitantes. El amante de la naturaleza admira los bosques mixtos, la flora y las típicas laderas de enebrales, como en el “Wacholdertal” (valle de los enebrales) y la reserva natural “Kreutberg”.


El municipio de Altmannstein tiene una historia rica y variada. En el valle del Schambach y los bosques de los montes jurásicos colindantes encontramos un número considerable de túmulos de la Edad del Bronce; los celtas dejaron sus huellas en forma de fortificaciones. También se pueden observar en varios sitios los restos del limes, las fortificaciones de la frontera de los romanos.


Altmannstein se nombra por primera vez en un documento de 1291, cuando Ulrich III von Stein vende el castrum Altmannstein al duque Luis II de Baviera. En el año 1331 se le concedió al pueblo la licencia para celebrar ferias y mercados. El pueblo y el castillo fueron destruidos durante la Guerra de los Treinta Años; desde entonces el castillo en el monte Schlossberg domina como ruina el pueblo rodeado de bosques mixtos, enebrales y rocas jurásicas.


En 1725 nació en Altmannstein el escultor más renombrado del Rococó medio y tardío, Ignaz Günther. Algunas de sus obras maestras se pueden admirar en el Museo Ignaz Günther y en la Iglesia Heilig Kreuz (Santa Cruz) en Altmannstein.


También las pedanías del municipio han vivido acontecimientos importantes en su historia: La familia noble de los barones de Bassus, de estirpe italiana y suiza y sede en el castillo de Sandersdorf, apoyaban al compositor Juan Simón Mayr (1762-1845), nacido en Mendorf. Mayr creó numerosas melodías hermosas, óperas y misas y fue maestro de Gaetano Donizetti; siendo considerado como ejemplo a seguir para Bellini y Rossini.


Todavía hoy día, la tradicional fábrica de cervezas de Bassus en Sandersdorf elabora la cerveza con agua jurásica cristalina y lúpulo de la región. Hace más de 100 años que al municipio de Altmannstein se le concedió la licencia para pesar, embalar y sellar el lúpulo. Una nueva ruta didáctica y un museo del lúpulo informan sobre la historia y las técnicas de cultivo del lúpulo en la región y el proceso de elaboración de la cerveza.


Se puede escuchar el pausado martilleo de la última fragua, propulsada por la fuerza motriz del agua, en el tradicional Museo de la Fragua para Armas, Herraduras y Martillos en la pedanía de Hexenagger. En el castillo de Hexenagger se celebran cada año justas de caballeros, un romántico mercado navideño y varias exposiciones y ferias.


Como ofertas de ocio uno encuentra la piscina climatizada con tobogán, una cantera para coleccionistas de fósiles en la pedanía de Schamhaupten, varias instalaciones deportivas y de tiempo libre y una amplia red de carriles-bici y senderos.


En el término municipal de Altmannstein, de unos 114 kilómetros cuadrados, se encuentra también el famoso haya de Baviera, de unos 800 años de edad, que es uno de los árboles más hermosos de Alemania.


2.2 El municipio de Beilngries


beilnries

Escudo del municipio de Beilngries

 

La pequeña y animada ciudad de Beilngries tiene unos 9.100 habitantes y, con un término municipal de 100,12 kilómetros cuadrados, es el segundo municipio de la comarca de Eichstätt. La población se reparte por partes iguales entre el núcleo principal y las 19 pedanías. Beilngries está situado a una altura de 382 metros sobre el mar y tiene tres arroyos: por el centro de la ciudad pasa el Sulz, afluente del río Altmühl, el cual está al sur, mientras el canal que comunica el Mena con el Danubio pasa por el norte. El término municipal se extiende mayormente por el paisaje montañoso de Franconia (Fränkische Alb) con cerros de hasta 550 metros.


Beilngries ya estaba poblado en épocas prehistóricas. Se nombra por primera vez en un documento del año 1007 y en 1490 se le concede el rango de ciudad. Mientras, en 1053 se le otorgó la licencia para celebrar ferias y mercados, lo que desempeñó un papel importante para el desarrollo económico de aquella pequeña población. Hasta hoy, la ciudad se beneficia de las ferias y los mercados y el entorno comercial y gastronómico creado alrededor de ellos.


El casco histórico, con sus callejuelas estrechas y las casas de la burguesía acomodada, tiene un caracter medieval y está rodeado por la muralla, conservada en su mayor parte, con sus nueve torres. En el siglo XVIII, los obispos reinantes de Eichstätt le dieron a la ciudad una marcada impronta barroca, cuando eligieron temporalmente al castillo de Hirschberg, que domina Beilngries, como residencia veraniega. La actual casa consistorial, el antiguo edificio de la administración forestal (hoy día, la cafetería Gabrieli) y el propio castillo de Hirschberg son ejemplos para la arquitectura de aquella época.


Su emplazamiento en importantes rutas mercantiles hace que los vecinos de Beilngries sean abiertos a todo lo nuevo. Pronto se instaló una gran cantidad de establecimientos gastronómicos. Éstos y las numerosas posibilidades de ocio en el valle del río Altmühl y los valles colindantes, pero también los montes de Franconia, convierten Beilngries en uno de los centros turísticos más importantes en el Parque Natural de Altmühltal. Hoy día, numerosos hoteles y mesones de todas las categorías marcan el aspecto general de la ciudad y son el fundamento para su fama gastronómica. El entorno de Beilngries es idóneo para ciclistas, senderistas y paragüistas. La extraordinaria oferta se complementa con los museos del Juguete y de la Cerveza, así como con las excursiones en barco por el canal entre el Mena y el Danubio. La céntrica situación de la ciudad en Baviera y las excelentes comunicaciones son propicias para la celebración de jornadas y seminarios. Muchos hoteles y centros de formación generan la mayor parte de sus ingresos con participantes en jornadas y seminarios.


La estructura económica no está dominada sólo por el turismo, aunque éste aporta gran parte de la alta calidad de vida a la ciudad y su entorno. Las mayores empresas son industriales, especialmente de la construcción de maquinaria. También el sector de la construcción y de los servicios desempeñan un papel importante.


No hay indicios de dónde proviene el apodo “Pisadores de cebollas” para los vecinos de Beilngries, pero una pequeña anécdota sirva de ilustración. En el fango del abandonado foso defensivo de la muralla crecían cada vez más juncos. El Ayuntamiento se sentía afortunado porque creía que se trataba de cebollas. Sobre el día de San Juan los vecinos de Beilngries tenían que pisar estas “cebollas”. Cuando algunos viajeros observaron este extraño comportamiento, advertieron a los de Beilngries de su error. Desde entonces ostentan el apodo “Pisadores de cebollas”.



Alexander Anetsberger

Oficina Municipal de Turismo



2.3 El municipio de Kinding


kinding


Escudo del municipio de Kinding


Kinding, municipio declarado de interés turístico y situado en el centro del Altmühltal en la confluencia de los ríos Altmühl, Anlauter y Schwarzach, cuenta en sus 16 pueblos y pedanías con unos 2.900 habitantes.


Se nombra por primera vez en un documento del año 900, pero hallazgos arqueológicos constatan un poblamiento desde el Paleolítico. Las fortificaciones de los celtas alrededor de Kinding, las numerosas ruinas de castillos medievales y la conocida iglesia fortificada de Kinding, del siglo XIV, son indicios de una agitada historia.


En el monte Schellenberg se pueden observar los vestigios de fuertes baluartes y profundos fosos de una fortificación celta de grandes dimensiones. Una ruta arqueológica ofrece en varias estaciones didácticas conocimientos sobre esta fortificación prehistórica. El edificio más emblemático de Kinding es su impresionante iglesia fortificada del siglo XIV, una de las más antiguas y mejor conservadas de Alemania. En tiempos de guerra, la iglesia y sus dos cementerios amurallados ofrecían protección y cobijo para la población. Según una leyenda, en las ruinas del castillo de Rumburg, cerca de Enkering, un perro negro vigila un tesoro de oro. Las ruinas del castillo de Rundeck, cerca de Erlingshofen, eran antiguamente la sede de los caballeros de Arnsberg-Heideck.


Una larga tradición tiene aquí una típica particularidad de Baviera: desde hace más de 350 años se cultiva el famoso lúpulo de Kinding para producir cervezas de calidad. En los campos de cultivo del lúpulo de Haunstetten se erigen los tubos-guía para el lúpulo como postes de telefonía. De los largos alambres penden las plantas de lúpulo. Una vez al año se celebra la coronación de la “Reina del Lúpulo” en la “Hopfenzupferfest”, la fiesta de la recolección del lúpulo.


La base económica de Kinding es el comercio, las pequeñas empresas y el turismo. En los últimos decenios se ha creado una amplia infraestructura para el turismo con senderos y carriles-bici, embarcaderos, rutas didácticas, pistas deportivas y parques infantiles. A orillas de un lago artificial, en el centro recreativo de Kratzmühle, hay una amplia oferta de ocio: piragüismo y natación en aguas cristalinas, minigolf, tenis de mesa y parques infantiles. Existe un moderno cámping cercano al lago. La riqueza en aguas vivas y estancadas hace de Kinding un paraíso para pescadores deportivos.


A través de varios senderos señalizados y carriles-bici los amigos de la naturaleza podrán conocer los bosques y los enebrales y disfrutar de los monumentos naturales, como la puerta de roca natural cercana a Unteremmendorf, una cueva ruinosa o el peñasco “Schwammerling”, en español seta, por la forma que tiene.


Kinding está bien comunicada en todas las direcciones gracias a su situación cercana a la autovía. Una vez finalizado el tramo de la línea férrea de alta velocidad entre Munich y Nuremberg, en el año 2006, se podrá llegar también en tren.



2.4 El municipio de Wellheim


wellheim

Escudo del municipio de Wellheim


El municipio de Wellheim, situado a 408 metros sobre el nivel del mar y con el privilegio de celebrar ferias y mercados, con sus pedanías Konstein, Biesenhard, Hard, Gammersfeld y Aicha está situado en el centro del antiguo cauce del Danubio, contando con una amplia gama de peñas para practicar escalada hasta parajes de ciénaga y los protegidos paisajes de las laderas de enebrales.


Desde el punto de vista geológico, tanto el valle de Wellheim, como el valle del río Altmühl a partir de Dollnstein, tienen su origen en el antiguo Danubio, el cual pasaba con grandes serpentinas y meandros por las calizas del Jurásico hace cientos de miles de años. Todavía hoy se pueden contemplar en las pulidas rocas del cauce del Danubio las huellas de la fuerza corroedora del agua.


Wellheim, municipio declarado de interés turístico, es uno de los pueblos mejor emplazados en el paisaje jurásico del Altmühltal. Las bellezas del valle de Wellheim con sus pedanías jurásicas ofrecen recreo y diversión para todo el mundo.


El mismo pueblo de Wellheim, centro de un municipio mancomunado, se nombra por primera vez en el año 1121 y le fue concedido el escudo y la licencia de celebrar ferias y mercados en 1360. El monumento más significativo es el erguido castillo con su torre de homenaje. Desde que los condes de Hirschberg y los señores de Wellenheim habían sido los propietarios en el siglo XII, los dueños cambiaban constantemente. Habitado hasta mediados del siglo XVIII, se iba desmoronando posteriormente y, en 1773, se derribó. Un lugar de paz y singular belleza constituye el conjunto formado por la barroca iglesia parroquial, consagrada a San Andrés y construida en 1557, la también barroca vivienda del cura-párroco y el singular cementerio, donde sólo se admiten cruces de madera.


Las Dohlenfelsen (Peñas de la Grajilla) cercanas a la pedanía de Konstein, muy atractivas desde el punto de vista paisajístico, son un rocódromo para practicar escalada con los más altos niveles de dificultad, siendo un muy frecuentado destino para montañeros y excursionistas.


El atractivo valle de Wellheim constituye la parte suroccidental del Parque Natural de Altmühltal y es toda una recomendación para los amantes de la naturaleza. Los senderos señalizados y bien acondicionados, los humedales y las rutas didácticas forestales enseñan la belleza de nuestro entorno con miradores, una flora con numerosas especies y nuevas sorpresas en cada temporada del año. La capilla de Kreuzelberg, la fuente Schutterquelle, la ermita recién restaurada en el valle Spindeltal, el romántico paraje del Zigeunerloch, el Galgenberg con el albergue y el área de acampada juvenil y la piscina climatizada son destinos interesantes.


Las viejas tradiciones culturales se mantienen vivas gracias a las asociaciones de cultura local y de trajes regionales, la coral, los grupos de teatro y las dos bandas de instrumentos de viento de música tradicional de Wellheim.


Sra. Weidenhiller/Alcalde Sr. Forster



3. El desarrollo económico de la Comarca de Eichstätt


A lo largo de los últimos 20 años, la Comarca de Eichstatt ha experimentado un desarrollo económico muy positivo. El número de altas en la Seguridad Social ha crecido de 17.000 a más de 26.000 personas. También se han podido disminuir las deficiencias en la estructura económica, tal como indica la tasa de paro, la cual oscila entre un 3,0 y un 6,5 por ciento. Varias pequeñas y medianas y algunas grandes empresas de la comarca ofrecen puestos de trabajo.


Respecto a la economía, la Comarca de Eichstätt pertenece a las diez mejores de Alemania. Según una encuesta de la revista económica “Focus Money”, la Comarca de Eichstätt se sitúa en el puesto número tres en Alemania. El resultado del análisis nacional presentado por “Focus Money” se basa en datos sobre las perspectivas de futuro (inversiones, inmigración, nuevos puestos de trabajo) y un análisis de la situación actual (mercado laboral y creación de riqueza) de 440 comarcas y ciudades autónomas. La Comarca de Eichstätt obtuvo 92 sobre un total de 100 puntos. La céntrica situación y la capacidad de actuación de la economía local han convertido a nuestra región en una zona de expansión a nivel de Baviera.



Espacio económico


El sur de la comarca tiene una estructura industrial, caracterizada por su orientación hacia el centro regional de Ingolstadt. Unas 10.000 personas se desplazan diariamente desde la comarca de Eichstätt a la empresa automovilística Audi en la vecina Ingolstadt. Como consecuencia, numerosos proveedores de Audi se han instalado en el ámbito de la comarca.


El área del centro comarcal, Eichstätt, está caracterizado por un gran número de pequeñas y medianas empresas. Uno de los mayores empleadores industriales de la comarca es la empresa productora de lámpara de halógeno OSRAM, en Eichstätt, con unos 800 empleados.


El norte es más bien una zona poco industrializada. Las condiciones naturales determinan los sectores económicos: la industria de piedra natural, la agricultura y el turismo.


Hasta entrando en el siglo XX, en las canteras al norte del río Altmühl se obtenía sólo calizas estratificadas. Desde 1950 también se trabaja en canteras de mármol jurásico. Los grandes bloques de mármol se sierran y pulen en numerosas empresas. La empresa JUMA, en Gungolding, emplea a unos 200 trabajadores y transforma unos 1.300 metros cúbicos de piedra cada año en Alemania y el extranjero. En toda la comarca, unas 1.000 personas trabajan en las 250 canteras de calizas y mármol de la industria de la piedra natural.


Grandes cambios estructurales caracterizan a la agricultura de los últimos años: un 51 por ciento de las explotaciones dejaron de existir entre 1978 y 1999. Especialmente las pequeñas explotaciones están forzadas a cerrar, aumentando la superficie cultivada por explotación.


Desde la fundación del parque natural, en 1969, el turismo se ha convertido en un importante factor económico en el Altmühltal. En la temporada 2001 existían en la comarca 546 empresas con 7.721 plazas de alojamiento. Una tercera parte de estas plazas eran apartamentos y viviendas turísticas. Según cálculos de 1998 del Instituto Alemán de Ciencias Económicas (DWIF), el sector turístico genera unos ingresos de 105,5 millones de euros anuales, equivalentes a unos 2.160 puestos de trabajo.


Situación céntrica y las comunicaciones


La Comarca de Eichstätt está situada en el corazón del Estado Libre de Baviera. Se ha constatado científicamente que el centro geográfico de Baviera se encuentra en la Comarca de Eichstätt


Gracias a la autovía A 9 (Berlín – Nuremberg – Munich) y la vía férrea principal entre Nuremberg y Munich de los Ferrocarriles Alemanes, la comarca cuenta con excelentes vías de comunicación. La construcción del trayecto Berlín – Munich para el tren de alta velocidad ICE conectará la comarca con la futura red europea de alta velocidad. El canal entre el Mena y el Danubio enlaza la comarca, cerca de Beilngries, con la red de navegación interior suprarregional.


Georg Stark

Administración Comarcal de Eichstätt



4. Costumbres, cultura y fiestas en el Valle del río Altmühl


Antes, la gente en la región del Jura de Franconia tenía que soportar un trabajo duro para conseguir un escaso rendimiento en la agricultura o para sacar y labrar las calizas estratificadas y las piedras, las únicas riquezas del subsuelo. Había poco tiempo para desarrollar impresionantes tradiciones. Las fiestas religiosas, especialmente la Navidad, los Carnavales, la Semana Santa y las fiestas patronales, y las fiestas relacionadas con el ciclo de la vida: el bautizo, la primera comunión, la confirmación, la boda y –el entierro con la correspondiente comida, aportaban una pincelada de color a la dura rutina cotidiana y algún que otro modesto manjar especial a la cazerola, la olla o la sartén. Las prohibiciones promulgadas por las autoridades y los informes de las visitas de las dignidades eclesiásticas procedentes de la sede episcopal, dejan entrever que también se desarrollaba una cultura de la fiesta, de las costumbres particulares y de la vida alegre fuera de la corte episcopal y de los conventos. Esto se desprende del informe de la visita del vicario general de Eichstätt, Vitus Priefer, redactado en los años 1601/1602. El lugarteniente del obispo observaba, como lado oscuro de la vida popular, que los feligreses posponían o rehusaban los ritos de Semana Santa, que no acudían a las misas y sermones, salir corriendo de la iglesia después de recibir el sacramento, no acudir a las procesiones, presentarse tarde en las bodas, fugarse la escuela o temer las clases de religión. El religioso se quejaba de que la gente comía carne, callos, intestinos y salchichas en día de abstinencia, trabajaban en los días festivos, rehusaban pagar el diezmo, estaban en las tabernas durante el horario de misa, pronunciaban blasfemias y bailaban apasionadamente incluso el Miércoles de Cenizas.


Muchas de las costumbres, vivas hace centenares de años, se han olvidado hoy o sólo tenemos conocimiento de ellas gracias a las prohibiciones o los informes de los tribunales. Antes sólo se dejaba constancia de las costumbres si se producían excesos o si los tribunales se tenían que ocupar de ellas, por ejemplo si las luchas de gallos acababan con una pelea entre los asistentes, si se estafaba en los juegos de dados, bolos, naipes o el de los huevos; cuando la elección anual del obispo infantil entre los alumnos de la escuela catedralicia de Eichstätt, hasta su prohibición en 1282, les servía de pretexto a los adultos asistentes para borracheras que no pocas veces acababan en lesiones y homicidios; cuando las cabalgatas del lunes de Pentecostés alrededor de Eichstätt se convertían en carreras; cuando las costumbres se basaban en la supersticción, como el lanzamiento de guirnaldas sobre una imagen de Jesucristo para evitar la descarga de tormentas. En 1696 se prohibió la inmersión de una “ave acuática o de Pentecostés”, un hombre envuelto en ramas con el cual se había rondado previamente los campos de cultivo.


Algunas costumbres se han mantenido vivas, otras se han recuperado, se han creado o “importado” nuevas costumbres. Buenas costumbres han superado los límites de las confesiones y sirven de levadura para hacer crecer la ecumene. Destacar a ciertas personas, antes a través de la elección del obispo infantil, se realiza hoy eligiendo a una pareja de príncipes en Carnaval, de nombrar reinas como la “Reina de la Cerveza” en una fiesta popular, o las reinas del lúpulo, de la cebada, de la patata, del espárrago o del vino. Las costumbres que querían expresar gratitud y misericordia se han trasformado en las acciones de recogida y donativos de las iglesias a favor de personas y países que necesitan nuestra ayuda. Ahora ya no son los niños los protagonistas cuando se regala y se deparan alegrías: los jóvenes organizan fiestas para gente mayor; grupos de niños y adolescentes visitan residencias de ancianos y hospitales; hacen teatro y música y reparten obsequios en San Nicolás.



Las tradiciones sociales se manifiestan en desfiles carnevalescos, decorar las fuentes de Semana Santa, erigir los árboles de mayo, bailes, fiestas de solisticio y otras particularidades locales. Aparte de las fiestas religiosas, el mantenimiento de las costumbres recibió nuevos impulsos, aunque estereotipados, con fiestas comerciales de nueva creación, tales como el Día de la Madre, del Padre y San Valentín. Muchas asociaciones colaboran en el mantenimiento de las tradiciones: asociaciones de folklore, de tiradores, de amigos de la historia, de fomento a los museos y otras instituciones culturales o las bandas de música tradicional.


A las tradiciones vivas pertenece también que no caigan en el olvido las leyendas, los cuentos de hadas y relatos sobre héroes populares y tipos raros, los lugares históricos y sitios de conmemoración. Se han conservado en la memoria los apodos con los cuales se denominaba a casi cada pueblo y ciudad en el Altmühltal; así que se les llama a los de Eichstätt “Sausackschleifer” (limadores de morcón) porque cuentan que habían limado un morcón gigante para que cupiera en una bandeja que los concejales le iban a ofrecer al obispo.


Las tradiciones han dado un impulso a numerosas actividades culturales: festivales de verano, mercados históricos, fiestas que recuperan la época romana, actos religiosos como los cantos para Adviento, la Pasión o los didicados a la Virgen, conciertos de órgano y religiosos. El patrimonio histórico-artístico de muchos municipios y el compromiso de mantener y cuidar los monumentos del pasado suponen un gran esfuerzo y muchos sacrificios. En una competencia sana, el Estado, los municipios, la Iglesia y los propietarios procuran conseguir una recuperación y un uso razonable.Esto vale también, de forma parecida, para la conservación de monumentos naturales y su puesta en valor respetuosa, por ejemplo a través de rutas didácticas, para senderistas y amigos de la naturaleza y para transmitir su importancia a los visitantes.



Konrad Held

Asesor Municipal para el

Patrimonio Histórico-Artístico y Etnológico


5. Actividades realizadas en el marco del hermanamiento


Inmediatamente después de iniciarse el primer hermanamiento europeo entre parques naturales en el marco del Año Europeo del Turismo (1990) con contactos entre la entonces Directora Provincial del MOPT, Dña. María Dolores Izquierdo Losada, el periodista D. Harald Klöcker, el director del Centro de Información del Parque Natural de Altmühltal, D. Franz X. Uhl, y la Fundación Horstmann, comenzaron las primeras actividades conjuntas en ambas zonas del proyecto, delegándose posteriormente la coordinación práctica en D. Ginés Rodríguez Campos (P.N. Sierra María-Los Vélez) y en D. Johann Bauch (P.N. Altmühltal).


El 18 de junio de 1994 el entonces Director General de Conservación de la Consejería de Cultura y Medio Ambiente, el Landrat (Jefe del Distrito Comarcal) y los ocho alcaldes de los municipios hermanados dieron forma jurídica a todas estas actividades con la firma del convenio de cooperación, asistiendo al acto el presidente de la Diputación Provincial, el Presidente de la Junta Rectora, el Presidente y el Director Provincial de la entonces Agencia de Medio Ambiente.


Las actividades programadas dentro del hermanamiento se coordinan y reciben apoyo oficial desde la comisión alemana del hermanamiento, integrada por el Landrat, los alcaldes de los cuatro municipios, el director del Centro de Información del Parque Natural y el coordinador del hermanamiento; y su homóloga española, la Asociación de Amigos del Hermanamiento entre los Parques Naturales de Sierra de María-Los Vélez y Altmühltal, constituida en 1998, con representantes de la Consejería de Medio Ambiente y los alcaldes de los cuatro municipios.


Como iniciativa de ciudadanos interesados en el hermanamiento, en diciembre de 1994 se constituyó la “Asociación de Amigos del Hermanamiento” en Alemania, con una activa cooperación en todas las actividades y presencia en ferias locales (1995, 1996, 1998, 2002, 2005 y 2007) que, además, realizó una visita informativa a la Comarca de los Vélez en 1996.


En el ámbito político destacan las visitas informativas de tres Consejeros de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en el Estado Federado de Baviera (1993, 1995 y 2000) y la de la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Andaluz (1994). Por parte alemana habrá que resaltar las estancias del Landrat y de los alcaldes de los municipios hermanados y de concejales y miembros del parlamento comarcal de Eichstätt en la Comarca de los Vélez (1994, 1995, 1999, 2004, 2006 y 2008).


Uno de los objetivos del hermanamiento es la cooperación en temas relacionados con los espacios naturales protegidos, habiéndose realizado numerosos intercambios de expertos en temas medioambientales.


Otro aspecto fundamental del hermanamiento es el apoyo a actividades científicas y de investigación. Un ejemplo concreto son las excursiones universitarias, tanto del Departamento de Geografía de la Universidad Católica de Eichstätt (1991, 1993, 1998, 2001), encabezadas por los profesores Dominik Faust y Konrad Tyrakowski, como de la Universidad de Dresde (2002), la universidad de Würzburg (2009) y las prolongadas estancias de la Universidad de Tréveris (1995 – 2002) y Universidad Libre de Berlín (2003) bajo la dirección de la profesora Brigitta Schütt. Otro hecho importante relacionado directamente con el hermanamiento fue la firma de un convenio de cooperación entre la Universidad de Almería y la Universidad Católica de Eichstätt (1996) con intercambios regulares de estudiantes, especialmente de Geografía.


En el ámbito de la cooperación con las universidades de Almería, Berlín, Eichstätt Heidelberg, Munich y Tréveris se han realizado trabajos de campo para tesis doctorales y tesinas de licenciatura sobre temas como la erosión, el turismo respetuoso con el medio ambiente, la educación ambiental, la ganadería en espacios naturales protegidos, la gestión de recursos hídricos y las vías pecuarias.


A nivel de enseñanza primaria y secundaria destacan las excursiones de final del curso optativo de español del Instituto de Bachillerato “Werner-von-Siemens”, de Weissenburg, organizado por el Prof. Dr. Konrad Tyrakowski (1995, 1997, 1999, 2001, 2003 y 2006). También hubo visitas del Instituto de Bachillerato Gabrieli, de Eichstätt (2002), y del Instituto de Formación Profesional Agrícola de Eichstätt bajo la dirección de D. Joseph Amberger (1996, 1999, 2002).


Numerosos jóvenes han tenido la ocasión de realizar prácticas en los centros de información de ambos parques, el Instituto Velezano de Turismo y en instituciones de utilidad pública, entre ellas la Fundación Horstmann. En 1998, nueve jóvenes andaluces realizaron una estancia en proyectos de turismo y agricultura ecológica del P.N. de Altmühltal en el marco del programa Leonardo da Vinci. En 2007 y 2008 se organizaron visitas de intercambios de experiencias de jóvenes y mujeres empresarias dentro del programa “Género y Juventud”, organizados por Aprovélez.


Desde la firma de los tres convenios de cooperación entre la Consejería de Medio Ambiente, de la cual depende la Red Andaluza de Jardines Botánicos en Espacios Naturales, entidad gestora del jardín botánico “Umbría de la Virgen”, y los jardines botánicos de Eichstätt y Pappenheim, se han producido varias visitas informativas (2005, 2006, 2007), participación en actividades formativas (2007, 2008) y la creación de una parcela con plantas representativas del P.N. Altmühltal en el jardín botánico “Umbría de la Virgen” (2008/2009).


Otro objetivo recogido en el convenio del hermanamiento es el intercambio de grupos juveniles, grupos de sectores profesionales, asociaciones etc. Contribuyendo a un desarrollo sostenible de las zonas rurales, los responsables del hermanamiento han fomentado activamente varias visitas informativas con delegaciones de empresarios y expertos en temas de desarrollo económico, como la Cámara de Comercio de Eichstätt, Iniciativas Leader II/Jura 2000 etc., para analizar las posibilidades de la cooperación económica entre ambas zonas (1998, 2000, 2001 y 2003).


Entre las asociaciones se resaltan los viajes informativos de la Asociación Juvenil Católica Kolping (2000, 2002 y 2006) y de la Agrupación de Maquinara Agrícola Sulz-Altmühl (2003) y la participación de grupos folklóricos de Wellheim (1991/92) y de la Comarca de los Vélez (1996) en actos culturales de los municipios hermanados.


La Fundación Horstmann organizó siete Aulas de Naturaleza (1993-2002) con participantes procedentes de ambos parques naturales y con apoyo de las administraciones públicas para fomentar la conciencia europea y el respeto y disfrute del patrimonio natural y cultural de ambas zonas.


En los años 2007 y 2009 se organizaron visitas de información e intercambios de experiencias para directivos y técnicos de residencias de personas con discapacidad física o síquica en Holnstein, Pappenheim y Vélez Rubio.


Hay que hacer hincapié en las numerosas exposiciones de arte (Grupo Gabar, 2007; Robert Reiter 2008 y 2009), ponencias, concursos de dibujo (1998), fotografías (1995) y herbarios y la instalación de salas informativas sobre el parque natural hermanado en el Centro de Interpretación de María y el Centro de Información de Eichstätt.


Existen numerosas publicaciones en libros, revistas y artículos periodísticos, como también documentación realizada por emisoras de radio y televisión, gracias a la estancia de numerosos periodistas a lo largo de todos estos años.


Dietmar Roth

Concejal de Hacienda, Cultura y Medio Ambiente

Ayuntamiento de Vélez Blanco