Inicio Ocio y Cultura Lugares y monumentos
Lugares y monumentos
PDF Imprimir E-mail
Indice del artículo
Lugares y monumentos
EL CASTILLO
IGLESIA DE LA MAGDALENA
MORERÍA
CONVENTO DE SAN LUIS
IGLESIA DE SANTIAGO APOSTOL
ERMITA DE LA CONCEPCIÓN
CASAS SINGULARES
CINCO CAÑOS
ALMACEN DEL TRIGO
LAS PEDANIAS
Todas las páginas

 

CASAS SINGULARES

  • Corredera

La casa Corredera número es un magnífico ejemplo de la arquitectura del barroco civil velezano. La casa con el escudo marquesal, junto a la placeta del padre Tapia (antiguamente llamada la “placeta de la Justicia”, fue la sede del alcalde mayor, es decir, el juez de apelaciones del partido de los Vélez. La placeta con la fuente se llamaba “de las Almenicas” durante los siglos XVI y XVII por defender una muralla con almenas esta parte de la villa poblada durante el siglo XVI.

  • Ayuntamiento

La casa consistorial se levanta en el lugar de la antigua cárcel pública y, encima, la sala capitular y el archivo. En septiembre de 1887 se adjudicaron las obras de reparación de la casa-ayuntamiento al constructor Juan Martínez Navarro por un importe de 12.398,38 pesetas, siendo los planos del arquitecto provincial Enrique López Rull y las obras supusieron un importe de. Se inauguró el 31 de mayo de 1888. La última remodelación integral data del año 1990.

  • Balsa vicaria

En el siglo XVI llamada “balsa de la puerta de Caravaca”, debe su nombre a Juan Bautista de Prado, vicario del partido de los Vélez entre 1562 y 1605, cuya casa lindaba con esta balsa. Las aguas se recogen en el barranco de las fuentes y se llevan por una conducción subtérranea debajo de la calle Calasparra a la balsa, desde donde se reparte igualmente por conducciones en parte bajo tierra.

  • Calle del doctor Guirao Gea

Conocida tradicionalmente por la “Calle de En medio” y, en el siglo XVI, por la “Calle de los Molones” por vivir aquí esta importante familia morisca. Su actual nombre hace referencia al doctor Miguel Guirao Gea, importante catedrático de Medicina de la universidad de Granada e investigador de las antigüedades velezanas.

  • Calle Hospital

Su actual nombre hace referencia al hospital real fundado en el siglo XVI, edificio de dos cuerpos cuyas medidas eran 16 varas de frente y 17 varas de fondo. Acogía a enfermos, pobres y niños expósitos. Reedificado a principios del siglo XIX y desamortizado poco después, fue puesto de la Guardia Civil hasta la década de 1980 y, luego, transformado en viviendas de protección oficial. Durante siglos la calle Hospital se llamaba la “Calle de las Tiendas” por estar ubicadas allí las tiendas de los mercaderes y artesanos. Desemboca en una pequeña placeta donde, a mano izquierda, se ve todavía el edificio del mesón del concejo de Vélez Blanco. El pilar con la fuente remite a la época cuando en la casa adjunta existía un baño árabe.

  • Calle Infantas

La calle Infantas permite conocer parte del recorrido de la muralla que protegía el barrio de la Morería. Desde la desaparecida “Torre del Agua”, y por debajo de la pavimentación de la calle, discurre una canalización que lleva agua de la fuente de los Cinco Caños a varias casas por tener este antiguo privilegio.

  • Calle de Abarca

Calle de Abajo o, en el siglo XVI, calle de los solares, donde existía una bolera a principios del siglo XVII para la diversión de los vecinos. Mientras algunos explican el nombre de la calle “de la Barca” por el parecido con el correspondiente vehículo, está documentada una familia Abarca que poseís en los siglos XVI al XVIII casas en esta calle.

  • Horno del marqués

Documentado desde el primer tercio del siglo XVI como “extramuros”, fue propiedad de los marqueses de los Vélez hasta el siglo XIX, arrendándolo cada año.

  • Teatro/ermita de San Agustín

La ermita de San Agustín está documentada desde el siglo XVI hasta la desamortización del siglo XIX y estaba emplazada junto al cerro del mismo nombre. Fue restaurada en 1599 y 1693 y el segundo retablo fue construido por el carpintero lorquino Melchor García en 1623, contando con tres cuadros principales. Una vez desamortizada fue convertida en teatro cuyos ingresos pasaban a la Junta de Benificencia. En 1841 fue adquirido por Andrés Torrente de Villena. El edificio actual corresponde a una obra terminada en 1994.