Inicio Ocio y Cultura Lugares y monumentos
Lugares y monumentos
PDF Imprimir E-mail
Indice del artículo
Lugares y monumentos
EL CASTILLO
IGLESIA DE LA MAGDALENA
MORERÍA
CONVENTO DE SAN LUIS
IGLESIA DE SANTIAGO APOSTOL
ERMITA DE LA CONCEPCIÓN
CASAS SINGULARES
CINCO CAÑOS
ALMACEN DEL TRIGO
LAS PEDANIAS
Todas las páginas

CONVENTO DE SAN LUIS

A petición del concejo de Vélez Blanco de 1599, el cuarto marqués don Luis Fajardo Requensens mandó construir el convento de San Luis Obispo a partir de 1602 por un voto que hizo al curarse de una grave enfermedad estando en la corte de Valladolid. El primer guardían del convento y supervisor de las obras fue fray Tomás Romero, confesor del cuatro marqués. Una vez terminadas las obras en la segunda década del siglo XVII, se instaló la comunidad de franciscanos pertenecientes a la rama de los recoletos, habiendo vivido antes en la vecina ermita de Ntra. Sra. de la Concepción. El convento llegó a tener hasta 36 frailes y cátedras de Latín, Griego y Filosofía.

conventosanluis

La fachada del templo ostenta los escudos del cuarto marqués de los Vélez, una figura de san Luis Obispo decapitada y, rematando la esquina a la izquierda, una pequeña torre de estilo mudéjar, dado que las órdenes mendicantes no podían tener torres altas. Del retablo policromado, dañado en parte durante la Guerra Civil, se conservan las columnas del primer cuerpo, un friso, un segundo cuerpo con una pintura central de la Adoración de los Reyes Magos flanqueada por dos cuadros con la presentación en el Tempo y la Encarnación, aparte de otras pinturas de menor tamaño, siendo el o uno de los pintores Jacobo Vospulio, seguramente de origen flamenco y fallecido en Vélez Blanco en 1643. En su momento, en la iglesia hubo imágenes de la escuela de Salcillo. En las capillas laterales se enterraba a los miembros de las familias Acosta Moreno, Valcárcel Belloc, Pérez de Villarroel, Fernández Mateo y de la rama menor de los Fajardo. Del siglo XVII se conservan la iglesia, el claustro con el ala oeste y parte de la fachada sur del propio convento, habiéndose derribado el resto durante la segunda mitad del siglo XIX. El convento fue enajenado en la desamortización de Mendizábal, se instaló una almazara hidráulica y, entre 1916 y 1996, fue ocupado por la orden de las Concepcionistas.